• El filial rojiblanco ganó al Getafe B gracias a los goles de Simeone, Medrano y Toni Moya y se sitúa a dos puntos de los puestos de play-off.

El Atlético B se reencontró con la victoria tras superar con claridad al Getafe B por 0-3. Los rojiblancos cuajaron un gran partido en todas las líneas y tuvieron esa contundencia que les había faltado en otros encuentros. Simeone de penalti y Medrano y Toni Moya en la segunda mitad, sentenciaron un encuentro que puede ser un punto de inflexión para los rojiblancos. Con el triunfo, los colchoneros se sitúan a tan solo dos puntos de los play-off de ascenso a Primera División RFEF.

A vida o muerte, así era el partido que disputaba hoy el Atlético B ante el Getafe B. Se notó desde que el colegiado señaló el comienzo del choque. Los dos equipos salieron intensos y presionando mucho al rival, aunque algo respetuosos el uno con el otro. Precisamente, lo que debía motivarles a ser más agresivos, acabó haciendo que ambos equipos comenzaran muy conservadores. Ni a los de Nacho Fernández ni a los de Emilio Ferreras les duraba mucho la posesión, ningún conjunto era capaz de sumar más de cinco pases seguidos y el juego se basó en centros laterales que no tuvieron rematador en ningún área.

A medida que pasaban los minutos, ambos equipos se sintieron más cómodos con el balón. Ningñun equipo llegó a dominar al otro, pero sí hubo tramos de la primera mitad en los que un conjunto llevó la iniciativa. En uno de esos tramos, el Atlético B fue más contundente que el filial azulón. Giuliano Simeone monopolizó las oportunidades de los de Nacho Fernández y la realidad es que anotó las dos ocasiones, aunque solo contó una. Primero cabeceó un saque de esquina y su remate, tras golpear en el larguero, botó dentro de la portería. Sin embargo, el colegiado no lo vio así y no concedió el gol.

El banquillo rojiblanco se enfadó mucho y tenía razones para ello porque ese remate pasó la línea de gol, pero si no es a la primera será a la segunda. Simeone volvió a tener otra oportunidad de marcar y, de penalti, anotó el primer gol de los rojiblancos. Gol psicológico ya que fue la última jugada del primer tiempo. Tras la reanudación, el cuadro local salió con un punto más de intensidad, pero los colchoneros calmaron el ímpetu azulón a base de goles.

Medrano puso tierra de por medio en el marcador tras recoger en la frontal del área un mal despeje del Getafe B y conectar un gran disparo. Parecía que con dos goles de ventaja, el conjunto azulón se volcaría sobre la meta de San Román, pero sin tiempo para asimilar el gol de Medrano, llegó el de Toni Moya. El capitán rojiblanco tiró una pared con Ismael y en el mano a mano con el portero, definió por debajo de las piernas.

Ya en los últimos minutos del partido, el Getafe B maquilló el marcador con un gol de Jordi a la salida de un córner. Al final el Atlético B consiguió los tres puntos y también se llevó el golaverage particular con el Getafe B. Los rojiblancos fueron más contundentes y con los tres puntos de hoy, se colocan en séptima posición a solo dos puntos del Navalcarnero, equipo que marca los puestos de play-off de ascenso a Primera División RFEF.